Actualidad

Certificado Digital y Punto de Verificación de Identidad, en las oficinas de Actium Consulting

asesoría-fiscal

El certificado digital se ha convertido durante los últimos años en una herramienta básica para realizar todo tipo de trámites y gestiones, especialmente en el ámbito público, pero también a nivel privado. A pesar de ello, su utilización sigue despertando muchas dudas, que trataremos de despejar en este artículo de una forma práctica y sencilla. A continuación, veremos qué es el certificado digital y qué ventajas aporta, cuáles son sus posibles aplicaciones en la práctica y cómo se utiliza.

En primer lugar, debemos comentar que Actium Consulting está constituida como Punto de Verificación de Identidad, por lo que puede facilitar la emisión de los certificados digitales, tanto de persona física, como personas jurídicas, o entidades sin personalidad jurídica, mediante la verificación de las identidades digitales.

Qué es el certificado digital

Podemos decir que el certificado digital es un archivo o documento en formato electrónico, expedido por una Autoridad de Certificación, que se vincula con una determinada persona, y sirve para identificarla. Lo hace a través de una clave pública de forma fehaciente, segura y con plenas garantías legales.

En este sentido, aunque a veces se confundan ambos conceptos, es relevante tener clara la diferencia entre certificado digital y firma digital. Así, esta última sería, simplemente, una serie de datos electrónicos que se vinculan con la información asociada al firmante.

Las principales características de los certificados digitales son las siguientes:

  • Permiten identificar tanto a una persona física como a una jurídica.
  • Se emiten por parte de una autoridad de certificación.
  • El documento digital que contiene el certificado digital puede instalarse en diferentes ubicaciones:
    • El navegador que se utilice para el acceso a Internet.
    • Una tarjeta criptográfica física ad hoc, como sería el caso del DNI electrónico (DNIe).
    • Un dispositivo USB específico, de tipo criptográfico.
    • Un módulo de seguridad de hardware  (Hardware Secutiry Module o HSM), que es un dispositivo físico que se utiliza para generar, almacenar y proteger claves criptográficas.

Para qué sirve el certificado digital

Disponer de un certificado digital nos facilita todos los trámites, e incluso podrás automatizar alguno de ellos con la Administración, como las notificaciones. Efectivamente, tiene una gran variedad de posibles aplicaciones prácticas.

  • En el ámbito privado, puede emplearse para identificar a su titular en cualquier trámite online, así como para firmar todo tipo de contratos o documentos.
  • En el ámbito público, sus aplicaciones son de lo más variado. Entre otras, podemos mencionar algunas:
    • Presentación y liquidación de impuestos (IRPF, IVA, etc…)
    • Realización de trámites ante la Seguridad Social.
    • Presentación de recursos y reclamaciones.
    • Cumplimentación de los datos del censo de población y viviendas.
    • Consulta de los datos del censo de población y viviendas.
    • Consulta e inscripción en el padrón municipal.
    • Tramitación y consulta de multas de tráfico.
    • Consulta y trámites para solicitud de subvenciones.
    • Consulta de asignación de colegios electorales.
    • Firma electrónica de todo tipo de documentos y formularios oficiales.

Como podemos ver, se trata de una herramienta de gran utilidad que permite ahorrar desplazamientos, realizar trámites de forma más rápida y eficiente e incrementar la seguridad en todo tipo de procedimientos online.

Clasificación de los certificados digitales

De manera breve, vamos a analizar cuáles son los principales tipos de certificados digitales que pueden existir, de acuerdo con diferentes criterios de clasificación:

Certificados digitales según el titular

Según este criterio, podemos distinguir los siguientes tipos de certificados digitales:

  • De persona física: es el tipo más común. Sirve para identificar a su titular (una persona física) de forma fehaciente, de cara a la realización de todo tipo de trámites en el ámbito digital.
  • De representación: son todos aquellos cuyo titular es una persona física que actúa en representación de una entidad (tenga esta personalidad jurídica o no). Aquí se incluyen diversos subtipos de certificados digitales, como los de administrador único o solidario, de representante de persona jurídica o de representante de entidad sin personalidad jurídica.
  • Certificados de empleados públicos: son aquellos que se asignan a un empleado público que actúa en nombre de una determinada administración. También se incluyen aquí los certificados de sede electrónica y de sello electrónico.

Certificados digitales según el soporte

De acuerdo a este criterio, tenemos fundamentalmente dos tipos de certificados electrónicos:

  • Aquellos que se instalan en el propio navegador o dispositivo.
  • Los que se incorporan a una tarjeta criptográfica (por ejemplo, el DNI electrónico) o similar.

Certificados digitales según su cualificación

Por último, podemos distinguir dos clases de certificados digitales según su cualificación:

  • Certificados electrónicos cualificados: si permiten verificar fehacientemente la identidad del titular y otorgar validez jurídica a los trámites en que intervenga, de acuerdo con la normativa vigente en esta materia.
  • Certificados electrónicos no cualificados: aquellos que no permiten dicha verificación fehaciente a efectos legales.

Modo de uso del certificado digital

Por último, vamos a ver cómo utilizar el certificado digital en la práctica. Para ello, analizaremos brevemente los siguientes aspectos:

  • Cómo emplearlo para identificarse y firmar.
  • Gestión de múltiples certificados y usuarios.

Cómo emplear el certificado digital para identificarse y firmar

La utilización del certificado digital en la práctica es realmente sencilla. Así, cuando accedas a una página web que exija este tipo de identificación, simplemente tendrás que seleccionar tu certificado en la ventana emergente que se abra al acceder.

El mismo proceso nos permitirá utilizar el certificado para firmar cualquier documento electrónico, pulsando sobre el botón de «firmar» o «firmar y enviar» en la ventana correspondiente. Debemos tener en cuenta que es posible que tengas que introducir tu contraseña antes de proceder a la firma.

Cómo gestionar múltiples certificados y usuarios

A pesar de que la obtención y uso del certificado digital es realmente muy sencilla, puede complicarse en aquellos casos en que una empresa u organización gestione diversos certificados, con una multiplicidad de usuarios concurrentes.

En estos casos, es muy recomendable contar con un Gestor de Certificados Digitales como Actium Consulting, que ordena y simplifica el uso de estos documentos, facilitando el control de todos y cada uno de los trámites realizados, para realizar acciones como:

  • Emitir y utilizar todos los certificados digitales en la nube con un almacenamiento seguro y en una única plataforma.
  • Aplicar políticas de usuario personalizadas.
  • Trabajar desde cualquier dispositivo, con un control en tiempo real de las gestiones que se realizan con cada certificado.

Ahora que ya hemos analizado qué es un certificado digital, para qué sirve y cómo se utiliza, seguro que puedes ver con más claridad las enormes ventajas que puede suponer en la práctica, tanto a nivel individual como de organización. Pero además, vamos a ver en qué consiste la verificación de identidad.

¿Qué es la verificación de identidad y por qué es importante?

Tanto la verificación como la validación de identidad se refieren al proceso durante el cual tu empresa confirma la identidad de un usuario. Garantiza que el proceso de identificación es válido, que hay una persona real detrás de una acción y que es quien dice ser.

La identificación puede provenir de los propios clientes o de tu propio sistema. Es la información que los clientes proporcionan a tu empresa, rellenando campos de formularios o la que tú recoges, mediante dirección IP, número de tarjeta de crédito y otros.

Pero, ¿cómo la confirman las empresas? Esto es lo que toda empresa debería poner en marcha para confirmar las identidades en tres pasos:

  • Identificación: recoger y registrar los datos del usuario en cualquier momento.
  • Verificación de identidad: confirmar que los datos son válidos, no robados o falsos.
  • Autenticación de identidad: asegurarse de que los datos verificados son consistentes cada vez que el usuario reaparece en el sitio.

Verificar la identidad de una persona es vital para demostrar que hay una persona real detrás de la transacción o proceso. Los estafadores crean perfiles falsos antes de abusar de tu negocio, ya sea para no pagar un préstamo en línea, crear varias cuentas para abusar de tu sistema de promociones o activar las recompensas de los afiliados.

Por supuesto, si quieres más información sobre nuestro Punto de Verificación de Identidad, o tienes cualquier duda sobre el Certificado Digital, no dudes en ponerte en contacto con Actium Consulting.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.