Actualidad, Fiscal

Una guía práctica sobre el Impuesto de Solidaridad a las Grandes Fortunas

asesoría-fiscal

Una de las mayores novedades que en los últimos tiempos nos ha traído el mundo de la fiscalidad es el Impuesto de Solidaridad a las Grandes Fortunas o temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas. Este tributo fue creado con carácter temporal y aplicable a los ejercicios 2022 y 2023, sin embargo, podría seguir utilizándose una vez llegue el momento de su revisión.

En este artículo te vamos a contar cómo te puede afectar este tributo y su relación con el Impuesto sobre el Patrimonio, así como de qué forma se calcula en caso de que debas hacerle frente.

Qué es el Impuesto de Solidaridad a las Grandes Fortunas

El Impuesto de solidaridad a las Grandes Fortunas, apodado como ‘impuesto a los ricos’, es un tributo de naturaleza temporal que se regula y gestiona a nivel estatal, diseñado para combatir las exenciones totales o parciales existentes en distintas comunidades autónomas para el Impuesto sobre el Patrimonio, como es el caso de la Comunidad de Madrid o Andalucía.

Para evitar una posible doble imposición, la cuota del Impuesto sobre el Patrimonio satisfecha a nivel autonómico, se puede deducir de la cuota del Impuesto a las Grandes Fortunas. Solo si la cuota de Patrimonio es cero o resulta inferior a la del Impuesto a las Grandes Fortunas, habrá que abonar la diferencia.

En concreto, este tributo afecta a los grandes patrimonios en Andalucía, Comunidad de Madrid(*), Galicia, Cataluña, Región de Murcia, Asturias, Cantabria e Islas Baleares.

¿Quién paga el Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas?

El sujeto pasivo de este impuesto son las personas físicas residentes en España con un patrimonio neto superior a 3.000.000 euros a la fecha del devengo del impuesto (31 de diciembre de 2022 y de 2023).

Dado que existe un mínimo exento de 700.000 euros, el impuesto solo comenzará a afectar a partir de los 3.700.000 euros de patrimonio neto.

Cuándo se paga el Impuesto a las Grandes Fortunas

En primer término, el plazo de presentación del Impuesto a las Grandes Fortunas fue entre los días 1 y 31 de julio de 2023, a través del modelo 718. Este modelo está disponible exclusivamente en formato electrónico y su presentación e ingreso se realizan por vía electrónica, con carácter general, utilizando los formularios de ayuda disponibles en la web de Hacienda. Se puede obtener un fichero con la declaración que se presenta a través de Internet.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que el Impuesto de Solidaridad de las Grandes Fortunas en España ha sido prorrogado indefinidamente. Esta medida se mantendrá vigente hasta que se revise la tributación patrimonial en el contexto de la reforma del sistema de financiación autonómica​.

Además, se ha extendido el mínimo exento de 700.000 euros para los no residentes, y se ha establecido la obligatoriedad de la presentación telemática de las declaraciones​, como hemos avanzado​.

En resumen, la última actualización del Impuesto de Solidaridad de las Grandes Fortunas incluye su prórroga indefinida y algunas modificaciones específicas para su aplicación y presentación, manteniéndose como una herramienta de recaudación para el Estado mientras se espera una reforma más amplia del sistema fiscal​.

Cómo funciona el Impuesto a las Grandes Fortunas

El Impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas tiene tipo progresivo que funciona de la siguiente manera:

  • 1,7%. Entre 3 y 5,3 millones de euros.
  • 2,1%. Entre 5,3 y 10,6 millones de euros.
  • 3,5%. Por encima de 10,6 millones de euros.

En cuanto a la base imponible del impuesto a las grandes fortunas, está formada por el patrimonio neto, que consiste en la diferencia entre bienes y derechos, de un lado, y deudas y obligaciones del contribuyente, de otro. Las reglas de valoración y de determinación de la base imponible son las mismas que en el Impuesto sobre el Patrimonio.

También pueden aplicarse las mismas exenciones que en el caso de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio. Cabe recordar que existe un mínimo exento de 700.000 euros.

Tras aplicar estas reglas y exenciones, estarán obligados a presentar declaración los sujetos pasivos cuya cuota tributaria, determinada de acuerdo con las normas reguladoras del impuesto y una vez aplicadas las deducciones o bonificaciones que procedan, resulte a ingresar.

Cómo se calcula el Impuesto al Patrimonio 2024

El Impuesto sobre el Patrimonio en España para 2024 se calcula en función del valor neto del patrimonio de una persona, es decir, la diferencia entre el valor de los activos y las deudas que se tengan. A continuación, explicamos el proceso de cálculo y las principales características del impuesto:

1. Determinación del Patrimonio Neto

  • Valoración de Bienes y Derechos: Se valoran todos los bienes y derechos, como inmuebles, cuentas bancarias, vehículos, joyas, acciones, etc.
  • Deducción de Deudas: Se restan las deudas y cargas que afecten a estos bienes y derechos.

2. Mínimo Exento

  • El mínimo exento a nivel estatal es de 700.000 euros, aunque las comunidades autónomas pueden establecer su propio mínimo exento.
  • La vivienda habitual del contribuyente está exenta hasta 300.000 euros.

3. Base Imponible

  • Es la diferencia entre el valor del patrimonio neto y el mínimo exento.

4. Escala de Gravamen

  • La escala estatal para 2024 se aplicará de la siguiente manera, aunque puede variar según la comunidad autónoma:
Base Liquidable (euros)Tipo Aplicable (%)
Hasta 167.129,450,2
167.129,45 – 334.252,880,3
334.252,88 – 668.499,750,5
668.499,75 – 1.336.999,510,9
1.336.999,51 – 2.673.999,011,3
2.673.999,01 – 5.347.998,031,7
5.347.998,03 – 10.695.996,062,1
Más de 10.695.996,062,5

5. Deducciones y Bonificaciones

  • Algunas comunidades autónomas ofrecen deducciones y bonificaciones específicas, por lo que es importante revisar la normativa autonómica correspondiente.

Ejemplo de Cálculo

Supongamos que una persona tiene un patrimonio neto de 1.500.000 euros y reside en una comunidad autónoma que sigue la normativa estatal:

  1. Base Imponible: 1.500.000 euros – 700.000 euros (mínimo exento) = 800.000 euros.
  2. Aplicación de la Escala de Gravamen:
    • Los primeros 167.129,45 euros se gravan al 0,2%: 167.129,45 * 0,002 = 334,26 euros.
    • Los siguientes 167.123,43 euros (de 167.129,45 a 334.252,88) se gravan al 0,3%: 167.123,43 * 0,003 = 501,37 euros.
    • Los siguientes 334.246,87 euros (de 334.252,88 a 668.499,75) se gravan al 0,5%: 334.246,87 * 0,005 = 1.671,23 euros.
    • Los siguientes 131.500,25 euros (de 668.499,75 a 800.000) se gravan al 0,9%: 131.500,25 * 0,009 = 1.183,50 euros.

Total Impuesto: 334,26 + 501,37 + 1.671,23 + 1.183,50 = 3.690,36 euros.

Consideraciones Adicionales

  • Es importante tener en cuenta que el impuesto puede variar significativamente según la comunidad autónoma, ya que estas pueden modificar tanto el mínimo exento como los tipos aplicables.
  • También existen consideraciones especiales para determinados bienes y derechos, así como deducciones adicionales según la normativa autonómica.

Para más información detallada y actualizada, os recomendamos consultar con un asesor fiscal de Actium Consulting, ya que revisamos continuamente las publicaciones oficiales de la Agencia Tributaria y las normativas específicas de cada comunidad autónoma.

Comunidad de Madrid (*)

Las modificaciones en el IP se han aprobado en la Ley 12/2023 (15 de diciembre de 2023) y consisten, mientras esté vigente el Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas (ITSGF), en dejar de aplicar la tradicional bonificación autonómica general del 100% en la cuota del IP, aplicándose en su lugar una bonificación en la cuota por un importe igual a la diferencia entre la cuota íntegra del IP, una vez minorada en la reducción por el límite conjunto IRPF-IP y la total cuota íntegra del ITSGF, una vez minorada en la reducción por el límite conjunto IRPF-IP-ITSGF. Esta medida surge como reacción a la reciente sentencia del Tribunal Constitucional 149/2023, de 7 de noviembre (ECLI:ES:TC:2023:149) por la que se ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad que en su momento interpuso la Comunidad de Madrid contra el ITSGF, y tiene por finalidad que los contribuyentes con un patrimonio superior a 3,7 millones de euros y que deban autoliquidar el ITSGF, ingresen por el IP lo que deberían, en principio, ingresar por el ITSGF, siendo dicho ingreso tributario finalmente recaudado por la Comunidad de Madrid.

Todo esto implica, que en la Comunidad de Madrid al pagarse el importe de ITSGF en la presentación del IP, la cuota tributaria del ITSGF una vez aplicadas las deducciones o bonificaciones, resulta CERO, no resulta a ingresar.

Por lo que el contribuyente residente en el ejercicio 2023 en la Comunidad de Madrid NO estará obligado a presentar para el año 2023 el impuesto de Solidaridad a las Grandes Fortunas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.