info@actiumconsulting.es

El nuevo sistema de cotización para autónomos en cinco claves

asesoría-fiscal

Quedan semanas para que entre en vigor el nuevo sistema de cotización para los trabajadores autónomos. Será el próximo 1 de enero cuando el Régimen General de Trabajadores Autónomos experimente una de las reformas más importantes de las vividas hasta ahora.

El nuevo sistema de cotización para autónomos entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023 y se irá adoptando de manera progresiva. El sistema está formado por quince tramos diferentes que determinan las bases de cotización y las cuotas de los autónomos en función de sus rendimientos.

1. Las cuotas del nuevo sistema de cotización

Las cuotas mensuales a la Seguridad Social irán desde los 230 a los 500 euros al mes en 2023, y de los 200 a los 590 euros al mes en 2025 en el caso de elegir la base de cotización mínima de cada tramo, siempre en función de los rendimientos. Las disposiciones adicionales del decreto especifican que, pasados los tres años para los cuales está prevista la aplicación de los tramos, los interlocutores sociales tendrán que pactar los tramos para los próximos años, hasta 2032.

2. Los tramos que entrarán en vigor en 2023

Estas serán las nuevas cuotas en función de los 15 tramos que entran en vigor en 2023:

cotizacion-autonomos

3. La tarifa plana pasa a ser cuota reducida

Otra de las dudas habituales de los autónomos con este cambio es si el modelo de cotización incluye o no la tarifa plana del actual RETA. La respuesta es sí, pero se llamará Cuota reducida por inicio de actividad.

La cuota para los autónomos que inicien su actividad a partir del 1 de enero de 2023 será de 80 euros al mes, durante 12 meses. Una vez que pase ese periodo, ese autónomo pasaría a pagar la cuota que le corresponda, según sus ingresos reales. En caso que ese autónomo no logre obtener un rendimiento superior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), podrá solicitar la prórroga de esta cuota reducida.

En caso de que un autónomo esté haciendo uso de esta modalidad de tarifa plana, llegado el 1 de enero de 2023, este seguirá beneficiándose de las mismas condiciones desde que solicitó esa bonificación. Es decir, ahora durante los 12 primeros meses, los autónomos pagan una cuota mensual de 60 euros siempre que elijan la base mínima de cotización. Desde el mes 13 hasta el 18, los autónomos disfrutan de una reducción del 50% de su cuota mensual. Aquellos que se acojan a la base mínima de cotización pagarían una cuota de 146,97 euros al mes durante 6 meses. Desde el mes 19 y hasta el 24, los autónomos se acogen a una reducción del 30% de su cuota mensual. Si están cotizando por la base mínima pagarían una cuota de 205 euros al mes, durante 6 meses.

4. La reducción de la cuota a los que tengan bajos ingresos

Otro de los puntos a destacar de las novedades introducidas por el RD-L es la reducción progresiva que se pretende llevar a cabo a través de los tramos de cotización, vistos anteriormente. De esta forma, a las personas trabajadoras por cuenta propia que generen un menor rendimiento económico, se les aplicará una reducción progresiva de la cuota. De esta forma, se pretende bajar la cuota de la base mínima (aplicable a aquellos que obtengan una cantidad mensual inferior a los 670€) de los 294€ actuales a los 230€ a partir del 1 de enero de 2023; en el año 2024 la idea de disminución, en este sentido, está en los 225€; y, finalmente, para el ejercicio 2025 se pretende reducir ese monto a 200€.

Sin embargo, el Gobierno pretende compensar ese descenso de las cuotas con una subida simultánea de los tipos máximos, siendo estos para aquellos que obtengan un rendimiento económico superior a los 6.000€ mensuales. Así pues, en 2023 tendrán que abonar en concepto de cuota un total de 500€; para 2024 se prevé que hagan frente a una cuota de 530€; y, la última cantidad prevista, los 590€ del año 2025, en el caso de elegir la base de cotización mínima de cada tramo.

A partir del año 2026 será el Gobierno quien, a la hora de confeccionar los Presupuestos Generales del Estado, decidirá cuáles serán las siguientes bases de cotización y, en consecuencia, cuáles serán las cuotas a pagar.

5. La acción protectora por cese de actividad

La reforma incluye, además, una mejora en el esquema de protección por cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia. A partir de 2023, los autónomos podrán acceder al cese de actividad, en algunos casos sin necesidad de cerrar su negocio, si tienen deudas; si han tenido que reducir la jornada de sus empleados o si el Consejo de Ministros pone en marcha el Mecanismo Red por crisis sectorial o cíclica.

Estamos aquí para ayudarte.

Si eres autónomo o estás pensando en serlo y tienes dudas,

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.