Actualidad, Fiscal, Laboral

Ser autónomo y trabajar para una empresa: Pluriactividad e impuestos y jubilación

asesoría-fiscal

La oportunidad de crear un negocio propio a la vez que trabajamos como asalariados para una empresa, es una alternativa laboral a la que nos podemos enfrentar en determinadas circunstancias. Una situación completamente legal e interesante, que vamos a analizar en este artículo.

De hecho, se trata de una situación más habitual de lo que puede parecer. Como podemos imaginar, afecta a las cotizaciones, las prestaciones a las que se tiene acceso y, por supuesto, a la jubilación. Por todo ello, es importante comprender qué implica este proceso, y qué cosas se pueden hacer y cuáles no.

¿Podemos ser autónomos y asalariados a la vez?

En nuestro país es posible trabajar como autónomo y ser asalariado a la vez, ya que es un escenario contemplado por la ley. A esto se lo conoce como pluriactividad. Así, se puede mantener un negocio propio como autónomo y, en paralelo, trabajar como contratado por una empresa ajena estando en nómina.

Las dos opciones se complementan a la perfección por lo que no hay riesgos de perder la condición de asalariado por ser trabajador por cuenta propia, ni viceversa, salvo situaciones especiales en las que el contrato con la empresa lo impida.

Las ventajas de ser autónomo y asalariado

Encontramos diferentes ventajas a la hora de ser autónomo y asalariado al mismo tiempo. En principio hay que destacar que esos beneficios serían imposibles de obtener de otra forma.  Los destacamos a continuación:

  • Ahorro de las contingencias comunes de autónomo. No es necesario para el trabajador cotizar por contingencias comunes, ya que están incluidas en las cotizaciones del régimen general al ser asalariado.
  • Reducción temporal de cotizaciones. En el caso de ser autónomo y estar contratado a jornada completa en el trabajo, es posible cotizar menos, como veremos más adelante.
  • Posibilidad de tener varias fuentes de ingresos. El trabajador no solo depende de su nómina como empleado o de las facturas como autónomo. De esta manera se pueden combinar ambas fuentes de ingresos y así obtener más dinero al mes. Además el trabajador tiene la tranquilidad de saber que cuenta con un flujo mayor de dinero que si estuviera en un régimen u otro.

Otras ventajas

  • Devolución del exceso de cotización. El trabajo cotiza en dos regímenes distintos por lo que puede solicitar la devolución del exceso de cotización correspondiente a la hora de presentar la Declaración de la Renta.
  • Jubilación segura y flexible. En relación a la jubilación, el trabajador inscrito en los dos regímenes, puede elegir por una pensión activa, lo que supone cobrar el 50% de la pensión y seguir con su actividad propia, además de cobrar dos pensiones, o al menos una que sume las bases de cotización como autónomo y asalariado.
  • Tarifa plana en la cuota de autónomo. Al ser asalariado y dado de alta como autónomo, el trabajador obtiene el derecho a la reducción de la cuota con la tarifa plana. Para tener este beneficio no debe ser administrador de una empresa, no tener deudas con la administración y no acceder a la reducción temporal de cotizaciones.

La Ley de Pluriactividad

La denominada Ley de Pluriactividad entró en vigor en 2013 (Ley 14/2013, de 27 de Septiembre) como apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Esta normativa también se conoce como Ley de Emprendedores. Señala de forma expresa los beneficios y obligaciones que tienen los trabajadores asalariados que se den de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) como autónomos a la hora de cotizar.

Para poder estar en situación de pluriactividad, debemos tener el alta en el RETA y en el Régimen  General de la Seguridad Social y no tener firmada una cláusula de exclusividad en nuestro contrato que te impida trabajar como autónomo.

En relación con esta cláusula, el Estatuto de los Trabajadores en el artículo 21 indica que las empresas tienen derecho a exigir una exclusividad a sus trabajadores a cambio de una compensación, denominado como pacto de no concurrencia. En caso de firmar esta cláusula e incumplirla, se puede proceder con el despido.

Tarifa plana por pluriactividad

En el caso de ser un trabajador por cuenta ajena que decide darse de alta para ser autónomo por primera vez, o pasados 2 años desde el último alta en el RETA, tienes la posibilidad de disfrutar de la tarifa plana en la cuota de autónomos. Solo si no hay deudas con la AEAT y la TGSS y no vas a ser autónomo colaborador.

En 2024, es significa pagar 80 euros al mes en lugar de pagar una cuota íntegra según los ingresos reales. Esta cuota sería, de al menos, 230,15 euros al mes en 2024. La tarifa está disponible durante los 12 primeros meses de actividad, y se puede ampliar a los 12 siguientes en caso de no generar unos ingresos netos superiores al SMI. El SMI para el 2024 está fijado en 1.323,00 euros. Además, tienes la posibilidad de acogerte a la cuota cero de autónomos, aunque solo en determinadas partes de España y con algunos requisitos adicionales.

Bonificaciones en las cuotas de autónomos

La bonificación especial por pluriactividad es la otra opción disponible en esta situación. Gracias a esta, puedes disfrutar de una reducción en tu base de cotización que depende principalmente del tipo de contrato que tengas como asalariado.

Si eres asalariado a tiempo completo, tendrás un descuento del 50% en la base mínima de cotización como autónomo durante los 18 primeros meses de actividad. Del mes 19 al 36, el descuento es del 25%.

En caso de ser asalariado a tiempo parcial, el descuento es del 25% y del 15% siguiendo los mismos plazos. Eso sí, si accedes a esta bonificación debes tener en cuenta que perderás el derecho a la Tarifa Plana, por lo que conviene que valores cuál te compensa más.

¿Cómo darse de alta en autónomos por pluriactividad?

Para darse de alta en autónomos por pluriactividad, tienes que seguir un proceso muy sencillo. Estos son los pasos:

  • Darte de alta en Hacienda con el epígrafe correspondiente al IAE presentando el modelo 036 o el modelo 037.
  • Darte de alta en el RETA presentando el modelo TA.0521.
  • Indicar que quieres la bonificación de cotización por pluriactividad en el RETA (opcional).

Doble cotización por incapacidad temporal

Aunque los autónomos están obligados a cotizar por incapacidad temporal, cuando se da situación de pluriactividad es posible convertir dicha cotización en algo opcional. ¿Por qué? Porque la prestación ya estará cubierta por la cotización en el RGSS al ser trabajador asalariado.

Es importante recalcar que es algo opcional, como también que, si se renuncia a cotizar doblemente, también se pierde el acceso a la doble prestación. Si cotizas por incapacidad temporal como autónomo y asalariado en pluriactividad, tendrás derecho a obtener las prestaciones por cada régimen en caso de cumplir con los requisitos correspondientes.

Devolución del exceso de cotizaciones en pluriactividad

Desde que se implantó la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo en octubre de 2017, la Seguridad Social devuelve de manera automática el exceso de cotizaciones en pluriactividad sin que el trabajador tenga que presentar una solicitud.

En situación de pluriactividad, es algo mucho más posible que estando solo en uno de los dos regímenes. ¿Y cuál es la cuantía de la devolución? Según lo establecido por la orden de bases de cotización para 2024, la SS devolverá el 50% del excedente de cotización a partir de los 16.030,82 euros, siempre y cuando dicho valor no sea superior al 50% de las cuotas de autónomo abonadas.

¿Cobraré dos pensiones cuando me jubile?

La Seguridad Social ofrece bonificaciones por haber cotizado en dos regímenes a la vez, por lo que estos trabajadores en pluriactividad, pueden llegar a cobrar dos pensiones en vez de una al jubilarse.

No obstante, para que un autónomo que cotizó en estos dos regímenes pueda cobrar dos pensiones a la vez, debe cumplir un requisito indispensable, que es haber cotizado un mínimo de 15 años en el RETA y en Régimen General. Además de esto, el trabajador en pluriactividad debe “haber cotizado al menos 2 años en el intervalo de 15 años inmediatamente anteriores a causar el derecho”.

Por estas razones, deberá cobrar dos pensiones, dependiendo de cómo hayan sido sus últimos 15 años cotizados y si ha cotizado en pluriactividad, compaginando a la vez trabajo autónomo y asalariado. Por otra parte, cabe resaltar que independientemente de cumplir con los requisitos, es necesario cumplir las condiciones generales para acceder a la prestación ordinaria.

¿Tenemos derecho a paro por pluriactividad?

Sí y no. Si te despiden de tu empresa mientras mantienes tu actividad por cuenta propia, no consta que figures como desempleado y no podrás recibir el subsidio correspondiente. La única forma de tener derecho a paro por pluriactividad es si cesas toda tu actividad. Es decir, primero como asalariado y luego como autónomo.

¿Y qué prestación se recibe en ese caso? Depende. Si cesas primero como autónomo y luego como asalariado, tendrás derecho al desempleo. Si fuera a la inversa, tendrías derecho al cese de actividad.

Al optar por la prestación por cese de actividad de trabajadores autónomos es necesario acreditar numerosos requisitos, lo que dificulta en la práctica la obtención de la misma, por lo que puede resultar conveniente optar por el subsidio de desempleo por cuenta ajena. No obstante, se recomienda el asesoramiento profesional para el estudio y viabilidad de cada caso en particular.

Si te encuentras en situación de pluriactividad o quieres dar el paso para hacerlo, y tienes dudas, no dudes en ponerte en contacto con Actium Consulting. Te asesoraremos en cualquier cuestión de ámbito laboral o fiscal que necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.